Not a member?     Existing members login below:
263 Bestsellers Instantly Yours When You Name Your Price Here

Cádiz

—¿Se ha enterado usted, amiga doña Flora?
—¿Acaso soy sorda? Ha dicho que en las Cortes reside la
Soberanía dela Nación.
—Y que reconocen, proclaman y juran por rey a Fernando
VII...
—Que quedan separadas las tres potestades... no sé qué
terminachos hadicho.
—Que la Regencia que representa al Rey o sea poder ejecutivo
prestejuramento.
—Que todos deben mirar por el bien del Estado. Eso es lo
mejor, y condecirlo, sobraba lo demás.
—Ahora se levanta gran tumulto entre ellos, amiga mía.
—Van a disputar sobre eso. Pues no levantará mal cisco el
cleriguito.¿Cómo se llama?...
—D. Diego Muñoz Torrero.
—Parece que vuelve a hablar.
En efecto, Muñoz Torrero pronunció un segundo discurso en
apoyo de susproposiciones.
—Ahora me ha gustado más, mucho más, señora condesa—
dijo la deCisniega—. A este hombre le haría yo obispo. ¿No es
justo y razonablelo que ha dicho?
—Sí, que las Cortes mandan y el rey obedece.
—De modo, que según la Soberanía de la Nación, el gobierno
del reinoestá dentro de este teatro.
Remove