Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Cádiz

todo lo largo de lamuralla... ¡Aburrimiento y desesperación!...
Mi destino es darvueltas... dar vueltas a la noria.
—¿Está usted triste?
—Mi alma está negra... más negra que la noche—repuso
conalucinación—. Camino sin cesar buscando la claridad, y no
hago más quedar vueltas recorriendo un círculo fatal. Cádiz es
una cárcel redonda,cuya pared circular gira alrededor de nuestro
cerebro... Me muero aquí.
—¡Tan feliz ayer y tan desgraciado hoy!-le dije—. ¡Cuán
limitada es lacreación que está a nuestro alcance! ¡Cuán pobre
es el universo!... ElOmnipotente se ha reservado para sí lo
mejor, dejándonos la escoria...No podemos salir de este maldito
círculo... no hay escape por latangente... El ansia de lo infinito
quema nuestra alma, y no es posibledar un paso en busca de
alivio... Vueltas y más vueltas... ¡Mula denoria... arre!... Otro
circulito y otro y otro...
—Lord Gray, Dios le ha dado a usted todo y usted malgasta y
arroja lasriquezas de su alma haciéndose infortunado sin deber
serlo.
—Amigo—me dijo apretándome la mano tan fuertemente que
creí me ladeshacía—soy muy desgraciado. Tenga usted lástima
de mí.
—Si eso es desgracia, ¿qué nombre daremos a la horrenda
agonía de unacriatura, a quien usted acaba de precipitar en la
mayor deshonra yvergüenza?
—¿Usted la ha visto?... ¡Infeliz muchacha!... Le he rogado que
vayaconmigo a Malta y no quiere.
Remove