Not a member?     Existing members login below:

Cádiz

estaban fuera. Estamañana, Presentación, hostigada por su
madre, hizo confesión de losamores de su hermana.
—No me digan a mí que ha resistido—objetó doña Flora—;
lord Gray esmuy galán y muy lindo mozo... ¿A qué vienen con
hipocresías?... La niñase marchó con él porque le dio la gana.
—Doña María estará satisfecha de la formalidad de las
niñas...—dijoAmaranta riendo—. Ahora repetirá su muletilla:
«Yo educo a mis hijascomo me educaron a mí».
—¿Pero se ha marchado lord Gray con ella?-pregunté.
—Se dispone a partir.
—Ahora acaba de estar aquí un capitán de navío, el cual me ha
dicho quemilord ha fletado el bergantín inglés Deucalión, que
sale mañana.
—¿Pero no corremos a impedirlo?—dijo Inés con gran
zozobra—. Aún estiempo.
—Eso será de cuenta de doña María.
—Pero será forzoso avisarle que el Deucalión sale esta noche
y quelo ha fletado lord Gray.
—Sí, es preciso avisárselo—repitió Inés con energía—. Iré yo
misma.
—Gabriel irá al momento.
—¿Por qué no? Aunque doña María me arrojó ayer de su casa,
no tengoinconveniente en prestarle este servicio.
—Pero no pierdas tiempo... Yo me muero de impaciencia—
indicó Inés.
Remove