Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Amparo (Memorias de un Loco)

La primera verdad la ha dicho la Biblia.
La segunda la ha dicho Calderón.
Si alguien dijo la primera antes que la Biblia;
Si alguien dijo la segunda antes que Calderón, quede sentado
que yo noconozco fuera de aquel admirable libro y de aquel
admirable poeta, al oa los que haya o hayan dicho aquellas dos
verdades.
Lo que yo sé decir, por experiencia propia, es que nadie cree
lasverdades hasta que se las hace conocer la experiencia.
La experiencia, en general, tiene una manera muy dura de dar
a conocerlas verdades.
Si se nos permite que supongamos que la vida es un camino
sobre el cualmarchamos con los ojos vendados, se nos permitirá
también suponer que laexperiencia es un poste colocado en
medio de nuestro camino, hacia elque marchamos a ciegas, y
contra el cual nos rompemos las narices.
Pero en cambio, y por mucho que el golpe nos haya dolido,
encontramosuna verdad que no conocíamos;
El reverso de una medalla;
La antítesis de una bella idea;
El interior de un sepulcro blanqueado;
Sarcasmo y podredumbre.
De lo que se deduce que: costándonos el conocimiento de cada
verdad unacontusión, y siendo infinitas las verdades que nos
obligan a descubrirlas ilusiones que debemos a nuestro amor
propio, un hombre no puedellegar a tener experiencia, sin
encontrarse completamente descoyuntado.
Remove