Not a member?     Existing members login below:

Amistad Funesta -Novela

Para sus compañeros y admiradores era inofensivo como la malva; para susenemigos,
venenoso como el quedec.
Polígloto, enciclopédico, polílogo.
En aquellos, atardeceres mincosos de la gran Metrópoli, en que Martísolía pasearse por las
alamedas de Green Wood, ¡quién iba a imaginarseque de aquella mano tan sencilla pendía un
mundo, que tras aquellacabeza silenciosa iba una bandada de águilas libertadoras!
Su erudición, pasma. Si todos van contra él, él va contra todos. Tienedel ala y del hacha. De la
roca y del torrente. De la hoja y del rayo.Ensalza, y va hasta lo infinito; derriba, y llega hasta el
abismo.Cuando alaba encumbra; cuando analiza, despedaza. Su palabra, ora corremansa, ora
retumba; sus verbos, ora se deslizan, ora estallan. Algo comoun trueno avanza por entre sus
frases calológicas. Se siente calor denube y rodar de cañones. Esculpe de una plumada; retrata de
un brochazo.Tiene arranques sublimes en que parece que la tierra se levanta o elcielo se
desploma. Tiene voces que gimen, términos que gritan, giros querimbomban. Se escucha vuelo
de pájaros y fuego de fusilería. Su dibujoes línea recta; su corte, el del diamante. Es paleta y es
cincel. Esterso y es hondo. Palpita y regolfa. Su ritmo es una nave que se aleja;su dialéctica,
escuadra que combate. Por entre la malla de su prosa haypueblos que se hunden, ejércitos que se
destrozan, mares que serevuelcan, bosques que caminan. Es raso y es acero. Es guzla y esclarín.
Es halago y es centella. Escribe versos que enamoran, filípicasque entusiasman, libros que
glorifican. Es diminuto y es excelso.Sencillo y complicado. Es león y paloma. Oruga y colibrí. A
veces sedetiene, como ante un precipicio; a veces corre veloz, como unalocomotora. Mezcla lo
alto y lo bajo, lo noble y lo ruin, la mariposa yel estiércol, la mirla y el escarabajo, el dicterio y la
canción.
Todo sale embellecido y purificado de aquella péñola incomparable,péñola que hoy bendice
todo un pueblo, y es lumbre de la humanidad.
Su vida fue un himno permanente a todos los derechos, eterna protesta atodas las iniquidades.
Fue mentor augusto, patriota insigne.
Fue principio y resumen. Alfa y Omega. Sacerdote y apóstol. Mecenas yCatón. Sufrió, amó,
creó. Conoció lo pasado, vislumbró lo porvenir. Fueartista, gladiador, vidente. Se echó un
mundo a la espalda y con él sele vio, radioso y fatigado, camino de la inmortalidad. Ante
losobstáculos se duplicaba; ante los imposibles, no cedía. Enérgico,rápido, tenaz. Si nublado, se
alzaba; si torrente, se sumergía. Para élera pira la existencia, átomo el universo, minutos las
edades. Limpiaba,talaba, esclarecía. Hacía surgir proclamas de los muertos, lanzas de lastumbas,
auroras de los antros, escuadrones de las piedras. Brotabachispas su espada; relámpagos, su
pensamiento.
Dominó, coronó, ascendió.
Y al caer, rota la frente, en un charco de sangre, hubo irrupción dellamas en el cielo,
aglomeración de palmas en la tierra, condensación derecuerdos y sentimientos en el corazón de
los americanos.
Para llorar a Martí no son suficientes las lágrimas de todos los hombresni el grito clamoroso
de todos los siglos.
Remove