Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Amaury

»Se desvanecieron otra vez mis sueños; volaron todas mis
ilusiones.
»Cuando me levanté confiaba en pasar un día feliz, y Dios
habíadispuesto que fuese de aflicción y de dolor.
»Amaury ha venido como siempre esta mañana. Los he dejado
muy contentosbajo la vigilante mirada de la señora Braun y he
salido a mis quehaceresacostumbrados.
»Me he pasado todo el día pensando en el gozo con que
anunciaría aAmaury la comisión que logré para él y los planes
que he forjado. Cuandollegué a casa eran más de las cinco y se
disponían a sentarse ya a lamesa.
»Amaury había salido para volver más pronto indudablemente,
y se conocíaque no hacía mucho rato porque el semblante de
Magdalena, estaba,radiante aún de felicidad.
»¡Pobre hija mía! A creerla, nunca se encontró mejor.
»¿Me habré equivocado yo? Este amor que a mí me asustaba,
tanto, ¿habrávenido a dar vigor a esa complexión enfermiza y
enclenque, cuyadestrucción temía? La Naturaleza está llena de
abismos que la mirada másescrutadora jamás alcanzará a
sondear.
»Todo el día había estado pensando en la dicha que les tenía
preparada,lo mismo que el niño que guarda una sorpresa para
una persona a quienama y que siempre está a punto de revelar el
secreto. Temiendo descubrirel mío a Magdalena, dejé a ésta en
el salón y descendí al jardín.Mientras me paseaba oía vagamente
la sonata que estaba tocando al piano;era una melodía que
ejecutada por mi hija me llenaba de gozo el corazón.
Remove