Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Algo de Todo

No basta para calificar el todo afirmar que es un poema. Toda narracióno acción
escrita en verso es poema también. Para determinar aquello aque el FAUSTO aspira, se
requiere una previa explicación.
En la aurora de toda cultura humana, antes de que hubiese grandesciudades y de
que se edificasen y aun se inventasen teatros, nació lapoesía; nació quizá al nacer el
habla; y la poesía fue de dos modosprincipales: lírica y épica. Un himno, un cantar,
una mera copla, dondeel autor muestra su amor, su veneración, su ira, o donde nos
trasmite laexpresión que del mundo exterior recibe, o donde expresa sus
deseos,temores o esperanzas, se llama poesía lírica: y se llama épica cuandocuenta el
poeta batallas, lances de amor y fortuna, sucesos, en fin, dela vida de los hombres.
Ya se entiende que la tal división es muy posterior a lo dividido. Hubopoesía lírica
y épica siglos antes de que a nadie se le ocurriesedistinguir los géneros con los
nombres que aquí les damos, o con otros.
Es de advertir asimismo, que, en la manera de hacer la demarcación ydeslinde de
ambos géneros, ha habido graves diferencias, según el puntode vista de los críticos en
esta época o en aquélla.
No satisface, a la verdad, decir que lo narrativo es épico, y lírico lono narrativo.
Odas, canciones, idilios, églogas hay, donde se cuentanhechos, y nadie afirma
resueltamente que sean épicas talescomposiciones. Se dan romances, cánticos
triunfales, epitalanios, himnosen loor de dioses, semidioses, héroes o santos, donde
también se narra,y no son épicos puros. Llamar épico-líricas a estas poesías
porquetienen en sí los dos caracteres, no resuelve la dificultad. Dentro de laepopeya
más tenida por epopeya, hay a veces mucho lirismo.
La existencia de uno y otro género es evidente; pero no aquieta alespíritu el poner
por fundamento de la distinción algo de tan externocomo el narrar o el no narrar.
¿Qué poesía no narra? ¿En qué obraescrita no se cuenta algo, a no imaginarla
compuesta de ayes, suspiros einterjecciones?
Lo épico, por consiguiente, quizá se pueda distinguir con másprofundidad de lo
lírico, si en este último género vemos la personalidaddel poeta, su singular
inspiración, y en el otro género consideramos alpoeta como sabio popular, archivo
con voz y con vida, y peregrinoobservador y colector, que recoge, guarda y enlaza en
el tesoro de sumemoria, y divulga luego, las tradiciones heroicas y religiosas, lasideas
sobre el universo y los dioses, y cuantas doctrinas, en suma, todopueblo
impersonalmente ha ido creando en el árbol de las civilizaciones.
En este caso, los libros sagrados, serían épicos, y más aún, los deaquellos países
donde estos libros no se forjan y custodian en el senode una carta sacerdotal, sino que
nacen espontáneamente, y por impulsoimpremeditado y divino, del seno de la
Remove