Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Al Primer Vuelo

N una ocasión, dando los de Peleches unas vueltas, de
pura cortesía, enla Glorieta a la salida de misa mayor, observó
Nieves algo de extraño enel continente de las villavejanas; algo
como forzado que las desfigurabaa todas de la misma manera y
por un mismo patrón, si pudiera decirseasí. Consultó la
observación con Leto que iba a su lado, y Leto la dijo:
—Fíjese usted bien, particularmente en la Escribana mayor,
que es laque más lo exagera... ¿No cae usted?
—No caigo.
—Pues consiste en que han dado todas en la gracia de imitarla
a usteden el modo de andar y en el de vestir.
Nieves se hizo cruces.
Aquella misma tarde se encontró Leto con las Escribanas
yendo él haciala botica y ellas hacia la Glorieta. Nada tenía esto
de particular; perosí lo tuvo el que al pasar Leto codo con codo
con la Escribana mayor,dijo ésta en voz airada volviendo la cara
hacia él, que había saludadomuy cortésmente:
—¡Escandaloso!
El pobre chico se quedó viendo visiones. ¿Por qué tal
improperio?¿Dónde, cuándo ni cómo había escandalizado él?...
¡Carape con eldicho... y en mitad de la calle, y a quemarropa!..
Y aunque hubieraescandalizado, ¿qué le importaba a ella?...
¡Vaya con la grandísima!..Pero ¿no era creíble también que la
palabrota que parecía un insulto aél, fuera simplemente una de
las dichas por la Escribana en el calor dela riña sorda en que iría
Remove