Not a member?     Existing members login below:

Al Primer Vuelo

años, ¡caray! songrandes maestros y enseñan de todo... eso es.
Yo bien sabía que quien lotiene es quien ha de darlo, ¡caray! y
no otro alguno, sí, señor... Tú teempeñabas en que no había nada
dentro de ti; yo en que sí lo había...como está la chispa en la
piedra... justamente, eso es, como la chispaen la piedra: lo que
faltaba era el eslabón de acero, el eslabón,¡caray! que diera el
golpe... Pues ya pareció el eslabón... se dio elgolpe... sí, señor,
sobre la piedra... eso es... y saltó la chispa...Porque la había,
¡caray! porque la piedra era de darlas... y yo me salícon mi
empeño... La vida que aquí traías, no era mala
verdaderamente,porque tú eres bueno por naturaleza; pero
tampoco era envidiable, esoes, ni la más al caso para que un
mozo de tus prendas las hicierafructificar en lo que valen...
Vinieron esos señores... nos honraron consu trato... eran, por
suerte, el eslabón... la piedra chocó con él... ysaltó la chispa,
Leto... la que tú tenías allá... eso es. Ya eres otro;ya estás donde
yo quería y esperaba verte... no tan pronto, es verdad, yesto es lo
que me sorprende y maravilla; pero, al fin, estás... estás,eso es; y
puesto que estás, procura no perder lo adquirido;
guárdalo,¡caray! como un tesoro que es tuyo legítimamente,
descubierto en tupropio terreno... Mañana o el otro, esos señores
se irán por donde hanvenido, y sería una triste gracia, Leto, que
en cuanto se quitara elpuntal se nos viniera la casa abajo... No,
señor, ¡caray! no, señor. Losbuenos hábitos que has adquirido y
vas adquiriendo, debes conservarlossiempre... eso es; porque
esos hábitos, según vayas entrando en la vida,te irán
conquistando estimación y respeto. Por eso mismo representan
uncapital grandísimo, ¡caray! ¡Quién sabe, hijo mío, quién sabe
cómoandarán las cosas del mundo en adelante, al paso que hoy
vamos, y dedónde soplarán los vientos? Y en estas dudas, bien
fundadas, Leto, bienfundadas... eso es... tener un rumbo bien
Remove