Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

Adriana Zumarán

—Tengo miedo, murmuró, ella podría aparecer,
sorprendernos... Oye, creoque ha entrado alguien; están
hablando.
Se levantaron, pero Carmen oprimiendo contra su pecho el
diario abierto.Alcanzaron a escuchar la voz de Laura y Julio que
conversaban muy cerca,en el vestíbulo.
—Ya irán a la pieza de abuelita.
—Quién sabe... dejemos esto. Es una mala acción.
Aguardaron algunos minutos hasta que les oyeron subir
llamados porZoraida.
—Dejemos esto, suplicó Adriana casi trémula.
—Entonces he de leerlo sola. Debe ser todo una novela.
—Lee, Carmen.
Empezaron:
"Septiembre 22 de 19...
"Hace varios días conocí a José Luis Aguirre. Presiento, no sé
por qué,una pasión. Dios quiera que sea la única de mi vida y no
se cumpla esemal augurio de Zoraida. Dice ella que para
nosotras sólo puede haberamores desdichados. Lo repite tanto
que ha llegado a darme un poco desusto. Además, allí está el
recuerdo de mamita. No importa; si José Luisllega a quererme,
yo le corresponderé. ¡Qué suave y qué raro es elcomienzo del
primer amor! Siento que pronto me dominará la delicia
deadorarlo..."
—Por favor, Camucha—interrumpió Adriana—no leamos
más, yo sé por quéte lo digo. Dejemos esto.
Remove