Not a member?     Existing members login below:
Holidays Offer
 

A Vuela Pluma Colección de Artículos Literarios y Políticos

americanos y los hispano-americanos, y no recelen, que ni á JorgeWashington ni á
Simón Bolívar le suscite el cielo ó el destino un rivalde gloria.
LOS ESTADOS UNIDOS CONTRA ESPAÑA
——
DESDE que empezó la funesta guerra de Cuba hasta el día de hoy, en mediode los
enormes disgustos y cuidados que nos afligen, algo hay quecelebrar, sirviéndonos de
consuelo y dándonos esperanza de un éxitodichoso.
Celebremos pues, en primer lugar, el acendrado y generoso patriotismodel pueblo
español que, por una causa que no puede traernos provecho,pero en la que está
interesada la honra nacional, sufre con resignacióny hasta con gusto los grandes
sacrificios de sangre y de dinero que sele han impuesto y que se le impondrán en lo
futuro. Y celebremos además,prescindiendo de todo interés de partido, la enérgica y
atinadaactividad con que el general Azcárraga, ministro de la Guerra, halogrado
enviar á la grande Antilla, con extraordinaria rapidez, loshombres y los recursos que
allí se requieren, para que la rebelión puedaser sofocada.
Poco propicia ha sido hasta ahora la fortuna á nuestros generales,cuando
consideramos la magnitud de los medios que la nación y suGobierno les suministran;
pero España no debe ni puede censurarlos,antes conviene que los elogie y aun los
bendiga porque no desesperan dela salud de la patria.
De un general pueden exigirse valor, serenidad, autoridad y pericia enlas cosas
militares. Lo que no puede exigirse, no siendo lícito culpar ánadie de que le falte, es
aquella inspiración maravillosa que el geniode la guerra infunde á veces en el alma de
los grandes capitanes y porcuya virtud obtienen triunfos que todas las ciencias bélicas
y lasestrategias más profundas jamás explican. En Gonzalo de Córdoba y enHernán
Cortés, por ejemplo, hay un no sé qué de sobrenatural que nospasma y con lo que
sería delirio contar para todas las ocasiones.
En la ocasión presente y desistiendo de exigir como obligación ó comodeber las
inspiraciones ó los milagros del genio, nuestros generales,antes Martínez Campos y
ahora Weyler, merecen aprobación y aun aplauso.Los justifica, sobre todo, la destreza
del enemigo para rehuir elcombate, escapar á la persecución y escabullirse y
esconderse. En lagran extensión de la isla, en sus bosques y ciénagas, en lo quebrado
 
Remove